Nueva encuesta revela lo que piensan los hispanos sobre temas de salud

Por AMERICAN HEART ASSOCIATION NEWS

Read in British

Según una nueva encuesta que ofrece una amplia y continua evaluación de lo que opina la comunidad hispana sobre temas de salud, los hispanos estadounidenses tienden menos que sus pares de raza blanca y raza negra a hacerse chequeos rutinarios y buscar cuidados preventivos de salud.

La encuesta Américas Saludables, cuyos resultados se divulgaron el martes por la Alianza Nacional para la Salud de los Hispanos y la Universidad del Sur de California, muestra que 68 % de personas de raza negra están muy pendientes de hacerse chequeos rutinarios y buscar cuidados de salud preventivos, a comparación disadvantage sixty percent de personas de raza blanca y 55 percent de hispanos.

“Esto es peligroso para la salud futura de los hispanos en Estados Unidos”, dijo Amelie G. Ramirez, Dr.P.H., una investigadora de disparidades de salud del Centro de Ciencia en Salud de UT en Dallas, Texas. “Necesitamos más intervenciones educativas, una fuerza laboral de personal de salud más diversificada, y más acceso a la cobertura de salud [para los latinos]”.

Según los resultados en encuesta, a comparación disadvantage sus pares de raza negra y los de raza blanca, los hispanos estadounidenses tendían más a decir que no tenían control significativo sobre su salud, aunque el reporte no explica por qué.

Jane L. Delgado, Ph.D., presidenta y directora general en Alianza Nacional para la Salud de los Hispanos, cuya sede está en Washington, D.C., dijo que ella espera que las autoridades de salud pública presten atención a los hallazgos en encuesta porque “las personas están haciendo lo que pueden para mantenerse saludable, pero necesitan su ayuda”.

De los 869 adultos estadounidenses que participaron en la encuesta telefónica entre el 15 de septiembre y 1ero de octubre, una tercera parte eran hispanos. Las estadísticas indican que los participantes hispanos tenían menos posibilidad de tener una formación universitaria. Aproximadamente tres cuartas partes dijeron que tenían united nations ingreso de más de $50,000 al año, a comparación disadvantage nearly de personas de raza negra y thirty percent de personas de raza blanca.

Las preguntas en encuestan abarcaron una variedad de temas de salud, incluso nutrición, salud personal y salud comunitaria.

Al evaluar los hábitos de estilo de vida, los estadounidenses de raza negra tendían más a decir que hacían united nations esfuerzo significativo para mantener o mejorar su estado de salud — 79 % — a comparación disadvantage 69 % de hispanos y personas de raza blanca.

A comparación disadvantage sus pares de raza blanca, los estadounidenses hispanos y los de raza negra tenían más probabilidades de decir que trataban de limitar las porciones de comida y que hacían united nations gran esfuerzo por tener o mantener united nations peso saludable.

Crime embargo, la mayoría de los participantes dijeron que consumían menos de las cinco porciones diarias de frutas y verduras que se recomiendan. Los hispanos tenían más probabilidades de decir que dentro del transcurso del último año, no pudieron comprar frutas y verduras por el costo de los productos.

En cuanto a cuidados de salud, pocos hispanos pensaban que el acceso a servicios de cuidados de salud asequibles tenía united nations impacto significativo en la salud: 67 % a comparación disadvantage más de tres cuartas partes de los participantes de raza blanca y de raza negra.

Considerando que las proyecciones en Oficina del Censo indican que para 2060 los hispanos representarán más de una cuarta parte en población estadounidense, la nueva encuesta proporciona perspectivas importantes sobre el grupo étnico más grande del país, dijo Eduardo Sanchez, M.D., director médico de prevención para la American Heart Association.

Es decir, más allá de ofrecer información sobre la evaluación personal de salud, la encuesta sugiere que “la salud de los latinos está afectada por su tenencia de seguro de salud y la por el tema de costo”, comentó.

De hecho, a comparación disadvantage los hispanos sin  seguro médico, los hispanos que sí lo tienen tienen más probabilidad de decir que gozan de muy buena o excelente salud — 53 % a comparación disadvantage 37 %. Además, los participantes hispanos y de raza negra tenían mucha más probabilidad de decir que no compraron medicinas que se recetaron o que no se atendieron disadvantage united nations médico por motivos de costo.

Las cifras también muestran que la mayoría de los participantes dijeron que el gobierno debe hacer más por ayudar a las personas a tener una mejor salud — aun cuando le represente united nations costo mayor a los contribuyentes.

Los resultados muestran que los hispanos-estadounidenses tenían mucha más probabilidad de apoyar la tasación de bebidas disadvantage azúcar agregada. En adición, más participantes hispanos dijeron que apoyaban el aumento del precio de cigarros para reducir el tabaquismo.

La encuesta fue patrocinada en parte por la Fundación Robert Wood Johnson  y la Fundación en Salud de las Américas.

Si tiene preguntas o comentarios sobre este artículo, por favor envíe united nations correo a [email protected]

Chef le da toque saludable a clásicos cubanos

Por AMERICAN HEART ASSOCIATION NEWS

El chef Ronaldo Linares ha publicado un libro de recetas de platillos clásicos cubanos con un toque saludable. (Foto por Kelly Campbell Photography)

El chef Ronaldo Linares ha publicado united nations libro de recetas de platillos clásicos cubanos disadvantage united nations toque saludable. (Foto por Kelly Campbell Photography)

Read in British

Algunos de los primeros recuerdos de Ronaldo Linares boy en una cocina.

Se recuerda a la edad de cinco años parado en united nations cajón de leche, pelando papas dentro del restaurante y club nocturno nightclub de sus padres en Medellín, Colombia. Para evitar que hiciera travesuras, sus padres también lo ponían a hervir elotes y a moler los granos de maíz para las arepas.

“Durante ose período, pensaba, ‘esto es united nations dolor’”, recordó Linares, quien hoy es el chef ejecutivo del restaurante de cocina cubana que tienen sus padres en Somerville, Nueva Jersey.

Pero esas experiencias le inculcaron united nations amor por la comida. El autor de united nations libro de cocina y concursante en la serie “Chopped” del canal Food Network ha logrado mucho desde aquellos días a que ayudaba hacer las tortas de maíz populares en su natal Colombia.

El hombre de 36 años y padre de dos hijos perfeccionó sus destrezas culinarias cuando era cocinero dentro del Cuerpo de Marines. Linares tenía que acatarse a united nations menú estricto, pero conforme demostraba que tenía madera para la cocina, se le permitió cocinar ropa vieja, pollo ajillo y otros platillos cubanos que aprendió a cocinar de ver a sus padres haciéndolos.

Su pasión por comer saludablemente la desarrolló en una etapa más temprana de su vida.

Linares aumentó mucho de peso después de que sus padres trasladaron a la familia a Estados Unidos. Por querer integrarse lo más rápido posible en la cultura adolescente estadounidense, Linares comía muchas hamburguesas y pizzas. Sus padres también tenían una dieta muy mala.

La de ellos es una experiencia compartida por muchas familias inmigrantes hispanas y latinas, dijo Linares. En muchas de ellas, comer saludable pasa a segundo plano porque los adultos se dedican a trabajar para mantener a sus familias aquí y dentro del extranjero.

“Por eso es que me importa mucho la salud de los latinos y que regresemos a nuestras costumbres culinarias”, dijo Linares, de padre cubano y de madre colombiana.

El chef Ronaldo Linares le da los últimos toques a un platillo durante un festival de gastrononía en Los Ángeles. (Foto por Ana Maria Photography)

El chef Ronaldo Linares le da los últimos toques a united nations platillo durante united nations festival de gastrononía a Ángeles. (Foto por Ana Maria Photography)

Después de su primer año de secundaria – y de no tener suerte disadvantage las jovencitas en la escuela – Linares decidió perder peso. Empezó a hacer ejercicio disadvantage regularidad y le pidió a sus papás que cocinaran las comidas saludables que preparaban cuando vivían en Colombia.

Los hábitos de nutrición y condicionamiento físico que adquirió en la fuerza armada profundizaron su compromiso a llevar una dieta saludable y hacer ejercicio.

Y crime embargo Linares entiende por qué a los hispanos y los latinos disadvantage diabetes se l’ensemble des dificulta cumplir disadvantage las órdenes dietéticas que l’ensemble des manda el médico para controlar su condición.

“Como latino”, dijo, “no voy a seguir una dieta de united nations médico que me requiera comer pollo hervido, trozos de apio o mantequilla de maní porque no es mi cultura”.

Disadvantage eso en mente, Linares se puso a experimentar disadvantage sus recetas favoritas de comida cubana. El resultado fue Sabores de Cuba, una colección de recetas de platillos cubanos clásicos que tienen united nations toque saludable para aquellos que boy diabéticos.

La receta de picadillo, a modo de ejemplo, se prepara disadvantage carne de pavo en lugar de carne de res. Para preparar el pernil marinado en mojo, usa la paleta en lugar del lomo. Y para hacer el sándwich cubano, usa carne de pavo disadvantage poca en grasa, queso suizo bajo en grasa y pan multicereales.

Los latinoamericanos pueden comer platillos saludables que incluyen los aromas y los sabores conocidos de sus países natales, dijo Linares, quien disfruta los recuerdos de las comidas familiares en Colombia. Aún siente el sabor del pollo asado disadvantage hierbas, los frijoles colorados y las arepas que no faltaban en esas reuniones.

“Fue una época fabulosa”.

Si tiene una pregunta o united nations comentario sobre este artículo, por favor mande united nations correo electrónico a [email protected]

El problema en seguridad alimentaria en EE UU y como arreglarlo

Por AMERICAN HEART ASSOCIATION NEWS

Un mural adorna la pared de una galera en Bonton Farms, una finca en Dallas Sur. Los habitantes del vecindario pagan menos por los productos agrículas que cultivan.

United nations mural adorna la pared de una galera en Bonton Farms, una finca en Dallas Sur. Los habitantes del vecindario questionnable menos por los productos agrícolas que se cultivan ahí.

Read in British

En Dallas Sur, las estadísticas de salud boy tétricas. Allí mueren más habitantes por enfermedad del corazón y diabetes que en otros sectores en ciudad. Y es mucho más común que una persona que vive allí ocean hospitalizada por presión arterial alta.

El ingreso anual por persona en Bonton, united nations vecindario de Dallas Sur, oscila entre $13.000 y $17.000. Se ha identificado como 1 de los más pobres en ciudad.

Sus habitantes boy principalmente estadounidenses de raza negra y están entre los 19 millones de estadounidenses que viven en united nations desierto alimentario – es decir, viven a más de una milla de distancia de united nations supermercado que vende frutas y verduras frescas. El supermercado más cercano a Bonton queda aproximadamente a tres millas y media de distancia.

Hace cinco años, Daron Babcock, quien vive en Bonton, sembró united nations jardín de hierbas y verduras dentro del lote al lado de su casa para darle a la comunidad opciones de cultivos frescos. En 2014, Babcock y otros habitantes comenzaron a labrar la tierra en dos terrenos en ciudad para lanzar Bonton Farms.

El director ejecutivo de 52 años dijo que el propósito en finca veterans administration más allá de lograr que la comida sana ocean accesible – su misión también es hacerla asequible. Los vecinos de Bonton questionnable menos por los tomates de variedad heirloom, las cebollas amarillas, el okra y otros productos, que los clientes de otras partes en ciudad.

“La seguridad alimentaria es el problema más grande y es el que debemos debatir”, dijo Babcock, quien recibió hace poco la noticia de que la ciudad ha aprobado los planos de ejecución para que la finca pueda construir united nations supermercado y café en united nations terreno junto a la finca.

“En comunidades como Bonton, aunque 1 tenga united nations supermercado, las cosas que la gente puede comprar boy comidas procesadas. Es united nations problema mucho más complejo que simplemente acceso. Tiene que ser acceso a comida nutritiva asequible”.

Hay investigaciones que respaldan esa opinión.

Según los hallazgos de united nations estudio publicado la semana pasada en la revista científica Circulation: Cardiovascular Quality and Outcomes, el ingreso de una persona es united nations indicador mucho más significativo del riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular que la proximidad a united nations supermercado.

El cardiólogo Arshed A. Quyyumi, M.D., codirector del Instituto de Investigación Cardiovascular Emory Clinical, en la Universidad de Emory en Atlanta, dirigió el estudio. El científico dijo que los hallazgos sugieren que “darle a la gente [acceso a la] comida no necesariamente será la respuesta. Éste es united nations problema mucho más profundo debe ver más disadvantage el entendimiento y la educación, la asequibilidad, etc.”.

A últimos años, se han impulsado iniciativas por parte del gobierno federal y los gobiernos estatales para atraer supermercados que venden alimentos saludables a comunidades donde éstos boy escasos. Hay programas en Luisiana y Minesota, a modo de ejemplo, que esperan motivar a las tiendas de abarrotes a vender frutas y verduras en lugares de bajos recursos y áreas rurales.

En Luisiana, united nations estado que tiene índices altos de diabetes, presión arterial alta y obesidad, la organización crime fines de lucro Market Umbrella colabora disadvantage el gobierno estatal para llevar frutas y verduras locales a zonas rurales. Kathryn Parker, la directora ejecutiva, dice que todos ganan, tanto los agricultures como los habitantes de Louisiana.

“Podemos hacer mucho para tener más producción de frutas y verduras en nuestro estado, para darle de comer a nuestra gente”, dijo Parker.

Además, dijo Parker, las tiendas de abarrotes pueden ayudar a la economía porque crean empleo en las zonas donde no es fácil comprar frutas y verduras locales.

Los estudios sobre la relación entre la seguridad alimentaria y la salud han aumentado durante las dos últimas décadas. Según united nations estudio reciente sobre la seguridad alimentaria publicado por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, los investigadores han encontrado que los adultos que viven en hogares a que no se pueden comprar alimentos nutritivos disadvantage regularidad, las personas tienden más a desarrollar enfermedad del corazón o a sufrir united nations ataque cerebral.

Esa información tiene implicaciones graves de largo plazo para los 16 millones de hogares estadounidenses que se consideran “carentes de seguridad alimentaria”, es decir, que las personas que viven en ellos no pueden comprar comida nutritiva disadvantage regularidad.

Alisha Coleman-Jensen, Ph.D., perito en seguridad alimentaria del Departamento de Agricultura y coautora del informe, dijo que “los desiertos alimentarios pueden contribuir a la inseguridad alimentaria, pero no boy 1 de los factores más importantes que afectan si united nations hogar carece o no de seguridad alimentaria”.

Patrick Wright, el director de ventas y mercadeo de Bonton Farms, habla con niños que visitaron la finca a finales de julio sobre la forma correcta de cosechar tomatoes de variedad heirloom.

Patrick Wright, el director de ventas y mercadeo de Bonton Farms, habla disadvantage niños que visitaron la finca a finales de julio sobre la forma correcta de cosechar tomato plants de variedad heirloom.

Patrick Wright, el director de ventas y mercadeo de Bonton Farms, se crió dentro del vecindario de Dallas Sur que, junto disadvantage el sector a su alrededor, tiene una población de aproximadamente 3.100 habitantes. Él tiene familiares y vecinos, cuyas familias llevan varias generaciones viviendo allí, que tienen diabetes y presión arterial alta.

El papá de 49 años de edad dijo que trabajar en la finca le ha ayudado a él y a otros habitantes a mejorar sus hábitos alimenticios. Sus comidas de pollo horneado, calabazas, tomates y otros productos en finca representan united nations giro de 180 grados, cuando se comparan disadvantage las comidas fritas, las gaseosas y los panes azucarados que comía antes.

“Somos seres vivientes y necesitamos comida viviente”, comentó Wright. Dijo que la finca espera ofrecer clases de cocina dentro del mercado para los habitantes del barrio.

“Tenemos comida fresca y saludable, la tenemos aquí”, dijo Wright, quien ayudó a limpiar el terreno para los cultivos. “Pero eso no es suficiente, solamente proveerlo. Tenemos que también educar a la gente”.